Soluciones no adversariales

para empresas

"En todas las organizaciones existen diferencias, tensiones o conflictos. La clave del éxito está en lograr una solución eficiente"

El éxito en las empresas se ve influenciado por la capacidad de su personal para resolver los conflictos que pueden suscitarse en el entorno laboral (por ejemplo, entre producción y comercialización, ventas y oficinas centrales, empleados y supervisores).  Ante esta realidad, las organizaciones deben tener como objetivo que la gestión de los conflictos permita alcanzar soluciones favorables para las partes implicadas y también para la empresa como un todo. 

La utilización de técnicas y procedimientos colaborativos de resolución de conflictos facilitan y agilizan la gestión de las controversias y contribuyen a alcanzar acuerdos más beneficiosos ahorrando costes y preservando las relaciones y el buen clima laboral.